Actualización de datos 2020 en el Portal de Transparencia

Queridos amigos:

En el “Portal de Transparencia” os presento una fotografía de lo realizado en el año 2020, histórico por sí mismo con todo lo que hemos vivido y estamos viviendo. Por eso, la fotografía sólo tiene números, pero son significativos.

Han sido 106 personas diferentes atendidas como residentes en el Hogar, y otras 196 en los servicios externos. En total, TRESCIENTAS DOS PERSONAS DIFERENTES, a las que hemos intentado ayudar, o al menos aliviar en su situación de personas sin hogar.

Los números se multiplican al tener en cuenta que cada uno ha recibido multitud de los servicios que ofrecemos, por lo que las atenciones en alimentación, estancias, ropero, lavandería, ayuda personal, acompañamientos, y un largo etcétera son altos.

Al mismo tiempo, a pesar de lo difícil que ha sido la relación entre todos en el año 2020, HEMOS RECIBIDO VUESTRA AYUDA de una forma continuada y rotunda. Gracias por vuestro apoyo, pues habría sido imposible responder a la necesidad de tantas personas si no hubieseis estado tan atentos, a pesar de las distancias físicas.

 Como sabéis, nuestra economía consiste en ir generando el dinero, y por tanto la posibilidad de seguir trabajando, a diez- doce meses vista. Para ello, veréis en las gráficas adjuntas que de los TRESCIENTOS NOVENTA Y OCHO MIL CIENTO DOS EUROS que habéis aportado, hemos guardado para comenzar este año 2021 setenta y nueve mil euros, y HEMOS GASTADO EN LA ATENCIÓN DIRECTA TRESCIENTOS DIECIOCHO MIL OCHOCIENTOS OCHO EUROS.

A todo ello, hay que sumar la valoración en ciento treinta y dos mil euros que hacemos de los alimentos y productos de limpieza e higiene que recibimos, que, aunque no han entrado en dinero, son un coste que habría que añadir a lo indicado anteriormente.

Números que no pueden tapar el sufrimiento que hay en cada una de las personas que se ha acercado a esta casa, y por tanto a ti, a pedir ayuda. Pero han sido un respiro muy importante, que demuestra cómo, aunque no podemos cambiarlo o dominarlo todo, si podemos influir en su transformación y vivencia…

No es necesario pedir tu ayuda, sabiendo de tu deseo de seguir apostando por la vida de los que se han quedado al borde del camino. Por eso, no sólo te damos las gracias de corazón, sino que contamos contigo y te recordamos ante el Señor de la Misericordia, ante el que creó todo lo necesario para que una vez compartido pusiera de manifiesto su paternidad y nuestra fraternidad.

Que Dios te bendiga y acompañe en toda ocasión.

Con cariño y gratitud,

Hno. Juan Carlos

Comparte nuestros contenidos